ESO verde – sustentabilidad ambiental en ESO

Introducción

Green ESO logoA escala global, nos vemos enfrentados a problemas ambientales considerables, que incluyen el cambio climático, la contaminación y los desechos.  ESO, como principal organización astronómica intergubernamental a nivel mundial, puede desempeñar un papel, abordando el impacto ambiental de sus actividades y operaciones, procurando adoptar decisiones y acciones bien informadas, y contribuyendo a soluciones sostenibles que tienden a un planeta más limpio.

ESO desarrolla el diseño, construcción y operación de las más potentes instalaciones para la observación astronómica desde la Tierra que existen, y proporciona a los astrónomos las mejores herramientas que permiten realizar los descubrimientos científicos más importantes. Pero esta labor implica exigencias significativas en términos de recursos, incluyendo la energía.

La conciencia ambiental, por consiguiente, es un valor fundamental para ESO. Varios de los estados miembros de la organización han establecido controles rigurosos sobre la contaminación y los desechos, y han firmado nuevos reglamentos internacionales, como el Acuerdo de París, con los que ESO pretende alinear su política.  Al considerar la conciencia ambiental como un principio clave, los nuevos proyectos incorporarán naturalmente aspectos de conservación ecológica desde sus etapas iniciales. A largo plazo, también se pueden reducir costos y ahorrar dinero.

En consulta con el personal de ESO, se han desarrollado diversas iniciativas sustentables, a través de las cuales la organización se propone abordar el impacto ambiental de sus operaciones. La situación actual en muchos sitios de ESO es alentadora, pero aún no ha alcanzado el nivel ideal. Por lo tanto, se están realizando varias reformas y se han propuesto diversos progresos para el futuro.

En líneas generales, ESO tiene los siguientes objetivos sustentables:

  1. Garantizar que los aspectos principales de nuestras actividades, incluyendo operaciones, IT y gestión de recursos, sean eficientes y protejan al medio ambiente.
  2. Considerar la gestión ambiental y el consumo de energía como parámetros administrativos, como parte de una estrategia general para aumentar la eficiencia operativa.
  3. Mantener un compromiso público con objetivos medioambientales significativos y realizables.
  4. Promover la conservación de la energía y la protección del medio ambiente en todas las actividades.
  5. Tener una estrategia que apoye la reducción de costos, la reducción de la complejidad y el aumento de la eficiencia operativa y energética.
  6. Buscar formas de mejorar las operaciones de IT para generar mayor rendimiento informático sin aumentar el consumo de energía.
  7. Desarrollar iniciativas verificables en materia de ahorro energético y energías renovables, que aborden de manera proactiva los desafíos energéticos y climáticos.
  8. Seguir adelante con el desarrollo de estrategias y políticas energéticas y ambientales.

A fin de implementar estas estrategias, ESO procurará respaldar el respeto al medio ambiente como valor fundamental al más alto nivel. Asimismo, se impondrá como objetivo redactar una política medioambiental oficial en la que participen expertos en la materia.

Iniciativas sustentables en ESO

Sede central de ESO (Garching)

ESO HeadquartersLa sede central de ESO abarca el centro científico, técnico y administrativo de la organización y, por lo tanto, depende de una infraestructura de TI de alta calidad y, para su trabajo académico en particular, de computación de alta potencia. Todas las salas de informática están equipadas con dispositivos de refrigeración por circulación de aire eficientes, conforme a los últimos estándares y las unidades de refrigeración antiguas se reemplazaron recientemente. Durante los meses de invierno, el aire frío del exterior se utiliza para enfriar las salas de computación reduciendo el consumo de energía. Todas las bombas del sistema de calefacción, así como todas las unidades de control del sistema de ventilación también se han reemplazado por nuevos modelos para ahorrar energía.

ESO ha asumido el compromiso de separar desechos y reciclar vidrio, cartón y papel, metales, plásticos, materiales electrónicos, residuos domésticos, baterías, tubos fluorescentes, desechos electrónicos, tazas de café, materiales peligrosos, cristales, cobre y otros metales. Se utiliza papel de impresión ecológico y sin madera.

ESO HeadquartersESO patrocina a Stradtradeln, una competencia y campaña para respaldar la protección climática que promueve el ciclismo en Alemania.
Los sitios de ESO están geográficamente muy dispersos (ESO tiene más de una docena de instalaciones y emplazamientos grandes y pequeños en Alemania y Chile) y hace un amplio uso de los servicios de videoconferencia para reducir viajes y el consiguiente daño ambiental.  Asimismo, ESO alienta a los astrónomos a utilizar las “observaciones en modo de servicio” cuando sea posible, eliminando la necesidad de visitar los observatorios para reducir las huellas de carbono.

El consumo de energía tanto de la nueva ampliación del edificio de la Sede (eso1350) como del nuevo edificio técnico es significativamente menor que el típico para edificios de su tamaño, lo cual se logra mediante un aislamiento eficiente y conceptos de calefacción y refrigeración de última generación. Los recintos del edificio de oficinas se enfrían y calefaccionan mediante activación del núcleo de hormigón, utilizando una bomba de calor y agua subterránea, con respaldo de calefacción urbana generada geotérmicamente y se ventilan de forma natural. La calefacción geotérmica es una fuente de energía sostenible que utiliza el calor retenido dentro de la tierra.  Se utiliza una fuente de agua termal caliente (que alcanza unos 74 grados Celsius), situada bajo Garching, que se bombea alrededor de la sede de ESO para mantener la temperatura adecuada.  La empresa proveedora de este sistema de energía sostenible es Energie-Wende-Garching.  Las áreas comunes (salas de reunión, auditorio, salón del consejo y cafetería) utilizan un sistema de ventilación mecánica con recuperación de calor. El acristalamiento triple de piso a techo en ambos edificios, así como las persianas accionadas automáticamente, controlan la intensidad de la luz solar en las habitaciones, lo cual reduce el calor en verano y la pérdida de calor en invierno. Se están usando enfriadores con refrigeración libre para el edificio técnico, infraestructura IT y laboratorios.

ESO Supernova visitor centreEl diseño del Centro de Visitas y Planetario ESO Supernova incorporó medidas ecológicas. Esta instalación obtuvo la certificación de sustentabilidad de oro otorgada por DGNB (Consejo de Construcción Sostenible de Alemania), por sus "aspectos económicos, socioculturales, técnicos y ecológicos".

Paranal–Armazones

Heading to ArmazonesLa lejanía del desierto de Atacama plantea desafíos significativos para las operaciones de ESO en los centros de observación de Paranal y ALMA, ya que los alimentos, agua y otros insumos deben producirse en el lugar o transportarse en camiones desde ciudades cercanas.  En 2017, se realizó la conexión de Cerro Paranal y Cerro Armazones a la red de suministro eléctrico de Chile (eso1716).  Dicha conexión se hizo posible gracias al apoyo del Gobierno de Chile y es gestionada por el Grupo SAESA en Chile. La conexión disminuye costos y brinda mayor confiabilidad y estabilidad, además de reducir la huella de carbono del observatorio, ya que la electricidad se genera con un menor porcentaje de energía primaria fósil.

Heading to ArmazonesPrevio a la conexión a la red, el uso de energía en Paranal permaneció estable en los últimos años. Si bien el ahorro de energía ha sido un objetivo primordial en Paranal, las necesidades de electricidad para la gran cantidad de equipos de alta tecnología siguen siendo altas. Se han adoptado diversas medidas para reducir el consumo de energía, tales como la introducción de bombillas LED en la Sala de Control de Paranal, reducción del consumo de agua mediante la instalación de cabezales de ducha y grifos de bajo consumo, nuevas cámaras de enfriamiento en la cocina que reducen la necesidad de transporte y calentadores solares de agua, en reemplazo de calentadores de agua a gas, en los baños de contratistas. Por otra parte, se está implementando el uso de automóviles eléctricos para reemplazar gradualmente el 75% de los vehículos a gasolina durante los próximos 10 años.

Una de las iniciativas pequeñas pero significativas es el novedoso sistema de estrella guía láser instalado en Paranal, que reduce efectivamente el consumo de energía a menos de una décima parte del requerido por el antiguo láser. Naturalmente, representa solo una pequeña fracción del consumo de energía del observatorio, pero dado que se prevén más láseres para el Very Large Telescope en un futuro cercano, y en el Extremely Large Telescope (ELT) a mediano plazo, es un paso importante.

Las continuas mejoras en Paranal incluyen el reciclaje y gestión de materiales peligrosos y difíciles (baterías, productos químicos, aceites, etc.) y el seguimiento de desechos de alimentos. En el futuro, se apunta a reducir y finalmente a eliminar las botellas de plástico utilizadas para repartir agua en el recinto, evitando todo desperdicio. Un esfuerzo similar ya está en curso en La Silla. En Paranal, además, se prevé una modernización en la planta de aguas residuales en 2020, la erradicación del uso de calentadores a gas, a mediados de 2020, una planta solar y mejoras logísticas en general para reducir la huella de CO2 de las operaciones.

La energía verde cuenta con un fuerte apoyo del gobierno chileno, que pretende aumentar el componente de energía no contaminante de Chile al 25% en 2020, con una posible meta del 30% para 2030, mejorando así la matriz energética.

Observatorio La Silla

A lo largo de los años, ESO ha logrado reducir con éxito el consumo de energía en La Silla. Los planes futuros incluyen la introducción de iluminación LED en todas las instalaciones de La Silla, así como sensores de movimiento para la luz del hotel en La Silla.

Green power comes to La SillaSe ha construido e instalado un parque solar en La Silla, aprovechando eficazmente la energía solar mediante el uso de módulos fotovoltaicos cristalinos (paneles solares) en un proyecto inicialmente dirigido por la empresa chilena Astronomy and Energy (filial del grupo español LKS). Desde entonces, la empresa ha sido adquirida por el Grupo Enel. Enel Green Power (EGP), la empresa del Grupo Enel dedicada al desarrollo internacional y gestión de fuentes de energía renovables, completó el proyecto de parque solar con ESO. Los módulos ahora cubren un área de más de 100.000 metros cuadrados en el observatorio.

Los sitios de ESO ofrecen a los astrónomos más de 320 noches despejadas al año; el cielo despejado durante el día también proporciona abundante luz solar. Sin embargo, solo recientemente, la mayor eficiencia de las células solares las ha convertido en una alternativa viable para explotar la energía solar. Se considera que las células solares de última generación son muy fiables y prácticamente no requieren mantenimiento, características que contribuyen a una alta disponibilidad de energía eléctrica, como se exige en los observatorios astronómicos.

Las mejoras en curso en La Silla incluyen la disminución del uso de envases plásticos para repartir agua, el compostaje con desechos orgánicos, el uso de vehículos diésel más eficientes para los desplazamientos y paneles térmicos solares para calentar agua.

Oficinas de ESO en Vitacura

ESO ha instalado contenedores de reciclaje en el edificio principal y el satélite en Vitacura, para reciclaje de vidrio, cartón y papel, material plástico, pilas y otros.

El agua de lluvia se recoge en un pozo y se utiliza para regar el amplio parque que contiene miles de plantas, árboles y grandes extensiones de césped.

 


Futuras mejoras

Con vistas al futuro, ESO tiene muchas propuestas de iniciativas ecológicas para lograr que sus instalaciones sean más respetuosas con el medio ambiente. El Comité de Medio Ambiente ha sido creado por el Director General, con miembros del personal y la administración. Se reúne regularmente y tiene la tarea de desarrollar aún más los objetivos ecológicos de ESO. Se han introducido incentivos de viaje para reducir el uso de automóviles privados, ofreciendo beneficios al personal por el uso de transporte público, y se están revisando las políticas de viaje para fomentar un mayor uso de trenes en lugar de viajes en avión.

Para la conservación del agua, se prevé una planta de tratamiento de aguas residuales y una planta de purificación para potabilizar el agua del grifo. Los termo-paneles solares para calentar agua, como los que ya se utilizan en La Silla, pueden extenderse, reduciendo el costo de energía.

Con respecto a los edificios en sí, las construcciones futuras podrían diseñarse específicamente con criterios ecológicos desde cero, mientras que los edificios existentes pueden someterse a una modernización para lograr mejoras. Dichas iniciativas también podrían incluir sistemas de iluminación y calefacción más “inteligentes” que se apaguen automáticamente cuando no estén en uso, así como electrodomésticos más eficientes para optimizar el uso de energía en las cocinas.

Las emisiones en general también se pueden reducir alentando a los empleados a realizar viajes de larga distancia solo cuando sea esencial. Los telescopios están en modo de servicio, y el acceso virtual puede permitir a los astrónomos trabajar de forma remota.